Más de cuatro décadas han pasado desde que a doña Agueda Ezeiza le fuera concedida una plaza de administración de lotería en Bilbao. En compañía de su familia, que heredó su pasión por el azar, la donostiarra se instaló en un local de la calle Bidebarrieta, el cual consiguió sacar a flote con tesón y mucha astucia. Virtudes de las que hizo gala en 1976, cuando, en el marco de una huelga de correos, se desplazó a Madrid para recoger su consignación y adelantarse a la competencia.

Se trata de una anécdota de un tiempo lejano que, a su vez, pone de relieve las dificultades a las que tenían que hacer frente los loteros cuando el peso de la tecnología en el negocio era marginal. En este sentido, la revolución digital ha dado un giro de 180 grados al día a día de estos profesionales, que son conscientes de que la Red es el futuro al que, para bien o para mal, han de adaptarse si desean evitar la quiebra.

«La gente le ha perdido el miedo a comprar en internet», argumenta el actual gerente de la administración Bidebarrieta, Juan Ortega Ezeiza, quien sostiene que los hábitos de consumo de los clientes «han cambiado» a lo largo de los últimos años.

Léa más en el artículo original:

https://www.abc.es/loteria-de-navidad/abci-abierto-24-horas-revolucion-tecnologica-administraciones-loteria-201711220300_noticia.html